italiano | english

contactos

Modelo para la prevención del churn

La gestión del churn de la propia clientela consiste en la optimización del turn over de la cartera de clientes, minimizando los flujos en salida de los clientes más rentables. Tal objetivo, desde el punto de vista estadístico/predictivo, se traduce en una actividad de análisis del fenómeno de los abandonos, dirigida a prever el singular evento de churn en salida sobre la base de la sucesión de comportamientos que el cliente pone en acto en un determinado arco temporal.

Prever con metodologías estadísticas multivariadas el evento de abandono por parte de los propios clientes, representa para las empresas una ventaja competitiva fundamental. De hecho, permite adoptar las contramedidas necesarias para el mantenimiento y la fidelización de los clientes denominados “de riesgo”, desde una óptica de prevención del abandono.

Prever para prevenir. Este, por lo tanto, debe ser el objetivo final de un sistema para la gestión del churn que soporte la empresa al construir una relación privilegiada y duradera con los propios clientes.

Instalaciones analíticas